Los lugares mágicos del Mercado de Navidad de Estrasburgo

Seguro que si visita Estrasburgo en diciembre quedará maravillado. Hemos seleccionado para usted los lugares nocturnos más mágicos, que no hay que perderse por nada del mundo.

El gran abeto de la plaza Kléber
Este abeto gigante de 30 metros, seleccionado para la ocasión en los Vosgos, sigue siendo el símbolo ineludible de Estrasburgo, capital de la Navidad. La decoración elegida para este año evoca la catedral, aunque sin olvidar los bredeles, esas deliciosas pastas alsacianas de masa quebrada, típicamente navideñas. Las decoraciones de madera junto a bolas rojas y blancas, que recuerdan las manzanas que se colgaban tradicionalmente en el árbol de Navidad, encantan a niños y mayores.


Para vivir unos momentos todavía más mágicos, le recomendamos que acuda a las 17 h, cuando se encienden las luces del árbol.

La rue des Orfèvres
Es sin lugar a dudas una de las calles más fotografiadas de Estrasburgo en época de Navidad. La ciudad resplandece por todas partes y seguro que contemplará fascinado las fachadas de esta calle, vestidas con sus mejores galas. También vale la pena detenerse en las callejuelas adyacentes.

La Porte des Lumières
Llegar al Mercado de Navidad por la Porte des Lumières, con la inscripción “Estrasburgo capital de la Navidad” en letras gigantes y la perspectiva de bolas luminosas gigantes es como adentrarse en un cuento de hadas. La Porte des Lumières se encuentra en la rue du Vieux-Marché-aux-Poissons, muy cerca del Museo de Historia.

La plaza Benjamin Zix
En esta plaza se organiza un pequeño mercado navideño lleno de intimismo. Al estar idealmente situado en la Petite France tendrá acceso a las callejuelas decoradas del barrio más emblemático de Estrasburgo.

La rue du Maroquin
Esta arteria repleta de restaurantes seguro que hará sus delicias. Las iluminaciones, más bien sobrias, contrastan con fachadas resplandecientes y creativas.

La rue Mercière
En tiempo normal, esta calle que desemboca en la catedral tiene de por sí un encanto incomparable. Si a ello se suman unos delicados ángeles luminosos y el ambiente navideño… ¡la magia está servida!

El quai des Bateliers
Para pasearse tranquilamente, lejos del bullicio de los mercados, nada mejor que deambular por este muelle. La promenade aux Étoiles, donde resplandecen decenas de astros luminosos, le ofrece unas vistas espléndidas de la catedral y el mercado de la terraza del Palacio Rohan.

Leer también

Compartir artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on pinterest
Pinterest

Información Covid-19

Estrasburgo ha tomado distintas medidas para hacer frente a la epidemia de Covid-19 y proteger la salud de todos los ciudadanos.