La segunda feria de arte contemporáneo de Francia se ha convertido en una cita obligada para amantes del arte y coleccionistas, dando cabida a un centenar de galerías francesas e internacionales.