La situación privilegiada de Estrasburgo, muy cerca de Alemania, ofrece la oportunidad de hacer escapadas fácilmente. ¡Basta con atravesar el Rin para cambiar de país! Entonces, ¿por qué no divertirse saltando la frontera?

La vecina ciudad de Kehl es fácilmente accesible en tranvía desde Estrasburgo. Incluso se puede cruzar la frontera a pie o en bicicleta atravesando el jardín transfronterizo de Deux Rives y recorriendo su espectacular pasarela, símbolo de la reconciliación franco-alemana, que ofrece una fantástica perspectiva del río.

En los alrededores, también se puede descubrir la pequeña localidad de Offenbourg, y la mítica ciudad termal de Baden-Baden, un lugar imprescindible en el siglo XIX.

La región de la Selva Negra, con sus pintorescos pueblos, ofrece por su parte una fuente inagotable de paseos bucólicos entre viñedos, bosques y montañas.

6 Resultados
  • Kehl

    Friedenskirche / Iglesia de la paz

    Kehl

    Torre-mirador Weißtannenturm

    Kehl

    Rosaleda

    Kehl

    Villa Schmidt

    Kehl

    Ayuntamiento

    Kehl

    Pasarela de las dos Riberas