Los pueblos más bonitos de Alsacia

©Tourisme Obernai

Obernai

Pequeña ciudad más que pueblo, Obernai es el lugar más visitado del Bajo Rin después de Estrasburgo. El ayuntamiento, la torre, el mercado del trigo y las murallas son sus principales atractivos. La ciudad es muy animada, sobre todo en verano y en Navidad. Su mercado navideño, que conserva todo su encanto, merece una visita.

Mittelbergheim

Situado en la ladera de una colina, rodeado de viñedos, este pequeño pueblo lleno de encanto es de los más pintorescos de la región. Aquí no hay entramados de madera, sino edificios renacentistas de color rosado y una unidad arquitectónica destacable.

©CDumoulin_OTBB
© OT Pays de Ribeauville-Riquewihr

Ribeauvillé y Riquewihr

Estos dos pueblos, situados a poca distancia uno del otro, se encuentran entre los más visitados de Alsacia y los más bonitos de Francia. Casas con entramado de madera, ventanas llenas de flores, calles pintorescas, fuentes renacentistas, puertas y fortificaciones medievales, uno no deja de maravillarse a cada paso, también en Navidad. ¡Absolutamente imprescindibles!

« Los pueblos más bonitos de Francia »

Kaysersberg

Situado cerca de Colmar, Kaysersberg forma parte de los pueblos que merece la pena visitar. Su centro histórico es excepcional y cuenta con varios edificios medievales agrupados alrededor de la iglesia. ¡Es obligada una parada en el puente fortificado sobre el río Weiss!

Eguisheim

También cerca de Colmar, Eguisheim es un pueblo precioso. Sus calles y callejuelas se enrollan en círculos concéntricos y multicolores alrededor del Castillo de los Condes. La visita es una delicia gracias a la gran animación y colorido del pueblo.  

© Studio A Linder

Neuf-Brisach

Esta pequeña ciudad totalmente rodeada por fortificaciones construidas por Vauban, que se mantienen intactas en la actualidad, es un lugar único en Europa. Antigua plaza fuerte erigida bajo el mandato de Luis XIV, Neuf-Brisach es patrimonio de la humanidad de la UNESCO. Un viaje en el tiempo de lo más sorprendente…

Betschdorf y Soufflenheim

Situados al norte de Estrasburgo, no lejos de Haguenau, estos encantadores pueblos son los de los alfareros. La cerámica de Betschdorf se destinaba en sus orígenes a la conservación alimentaria, la de Soufflenheim a la cocción. Naturalmente no faltan los alfareros, que proponen piezas tradicionales decorativas o funcionales. ¡Un auténtico placer para los aficionados!

©Tourisme Pays de Haguenau

Hunspach y Seebach

El pueblo de Hunspach, en la lista de los pueblos más bonitos de Francia, está situado en el límite de los Vosgos del Norte, cerca de Wissembourg. A ambos lados de su calle principal se pueden admirar casas con entramado de madera de color blanco, adornadas con geranios. Su particularidad: algunas de ellas disponen de cristales de vidrio curvado, que permiten a los habitantes ver sin ser vistos. El vecino pueblo de Seebach también merece una visita. Cada año, en el mes de julio, se desarrolla la Streisselhochzeit, una fiesta popular que permite descubrir el patrimonio cultural del pueblo de un modo distinto, por ejemplo visitando los patios de las casas, accesibles para la ocasión, y asistiendo a la representación de una boda campesina tradicional.

Información COVID

En Estrasburgo, el uso de la mascarilla es obligatorio en toda la ciudad.

Mercado de Navidad

La ciudad de Estrasburgo quiere mantener la tradición secular de su mercado de Navidad. Por este motivo y para que todo el mundo pueda disfrutar de estas fechas mágicas a pesar de los contratiempos, la capital alsaciana trabaja activamente para adaptar este evento al contexto sanitario.

El mercado de Navidad debería celebrarse a partir del 28 de noviembre si la situación sanitaria lo permite y si así lo acuerdan la prefectura y las autoridades sanitarias del departamento del Bajo Rin.

Actualizado el 15/10/2020