Estrasburgo, capital de la Navidad

Este año, la magia del Mercado de Navidad tomará Estrasburgo del 24 de noviembre al 24 de diciembre.

Navidad como en ningún otro lugar…

“Estrasburgo, capital de la Navidad” goza de una fama excepcional. Cada año, cerca de dos millones de visitantes acuden a la capital alsaciana para descubrir sus maravillas. Durante más de un mes, Estrasburgo se impregna de un espíritu festivo y espiritual que no tiene parangón en Europa.

El ambiente que reina en Estrasburgo cuando se acerca la Navidad es único. La ciudad se viste con sus mejores galas, las casas están ricamente decoradas… y cuando llega la noche, la magia hace su aparición. La ciudad es un espectáculo. En el corazón de este prodigio de luces se erige la catedral, como una auténtica joya.

Uno de los mercados navideños más antiguos de Europa

En la Edad Media, se celebraba hacia el 6 de diciembre, en las inmediaciones de la catedral, el “St. Klausenmarkt” (mercado de San Nicolás), durante el cual se ofrecían regalos a los niños y niñas.

Cuando Estrasburgo se vuelve protestante en el siglo XVI, el mercado de San Nicolás, expresión del culto a los santos, desaparece para dejar paso, ese mismo año, al “Christkindelsmärik” (el Mercado del Niño Jesús), que se celebra unos días antes de Navidad al pie de la catedral.

En 1830, este mercado se traslada a la plaza Kléber, y posteriormente en 1870 a la plaza Broglie, donde se ha mantenido desde entonces.

En los años 1990, el mercado empieza a extenderse por toda la ciudad. Actualmente, más de 300 casetas se reparten entre las diferentes plazas del centro histórico, la Grande Ile.

Desde 1570, el mercado navideño de Estrasburgo trae cada año la magia a la ciudad. Con sus cuatro siglos de tradición, se trata del mercado navideño más antiguo de Francia y uno de los más antiguos de Europa.

Una ciudad que deslumbra

Durante las cuatro semanas del mercado de Navidad, desde que cae la noche, la ciudad se engalana con iluminaciones sublimes que le dan una dimensión mágica.

Los escaparates brillan y las calles, plazas y plazoletas, todas unidas por guirnaldas de luces, se impregnan de diferentes aromas en medio de decorados centelleantes.

El abeto gigante, en la plaza Kléber, es su máxima expresión. Con una altura de treinta metros y maravillosamente decorado, impresiona por su presencia y su majestuosidad. Símbolo de una tradición alsaciana que se remonta a cinco siglos, es el embajador de una ciudad bañada por la luz.

El histórico Christkindelsmärik

En la plaza Broglie, al pie de la Ópera, en esta plaza donde los plátanos cortados en forma de parasol están perfectamente alineados, se sitúa uno de los lugares históricos del mercado de Navidad. El Christkindelsmärik (mercado del niño Jesús) está instalado allí desde 1570. Este rincón del mercado es único. En él se encuentran puestos de decoración navideña de una riqueza excepcional y también el tradicional vino caliente con sus aromas de canela, clavo y cítricos… ¡Imprescindible!

El tiempo del sentido

Si, durante todo el periodo del mercado navideño, la luminosidad y la magia dominan el exterior, Estrasburgo vive también en su interior. Todos los lugares de culto, católicos, protestantes, ortodoxos, están abiertos al público. Se celebran conciertos, villancicos, exposiciones…

Es también una ocasión para admirar los magníficos tapices de la catedral, uno de los conjuntos más prestigiosos de Francia. Realizados a petición de Richelieu para Luis XIII, estos 14 tapices que narran la vida de la Virgen estaban destinados inicialmente al coro de Notre-Dame de París. Desde 1739 forman parte de los tesoros de la catedral. Imprescindible, pues, hacer una visita para admirar estas maravillas, expuestas únicamente entre el Adviento y la Epifanía.

Diferentes citas, en el exterior, se organizan en toda la ciudad. Muchas veces se invita al público a participar.

Todos esos momentos de encuentro son intensos y llenos de cordialidad y confieren a “Estrasburgo, capital de la Navidad” ese aura especial.

Consulte el programa de “Estrasburgo, capital de la Navidad”.

Navidad en Alsacia

Tierra de tradición, Alsacia celebra la Navidad con pasión.
Además de Estrasburgo, varios pueblos y ciudades organizan su mercado navideño, a menudo en lugares encantadores. Los de Ribeauvillé, Riquewihr, Kaysersberg, Colmar, Eguisheim, Mulhouse, Obernai y Haguenau son algunos de los más visitados. Intimistas, acogedores, respetuosos con algunas costumbres ancestrales, fomentando el buen hacer local, cada vez despiertan más entusiasmo.
Descubre la Navidad en Alsacia.

Una estancia ecorresponsable en Estrasburgo, capital de la Navidad

¿Le preocupa el impacto ambiental de su estancia? Le damos algunos consejos para organizar su viaje y disfrutar al máximo de su experiencia:

  • planifique su estancia entre semana para aprovechar la tranquilidad de las plazas y calles de la ciudad,
  • apueste por el tren para venir hasta aquí; la estación de Estrasburgo se encuentra a menos de 10 minutos a pie del centro de la ciudad,
  • si su modalidad de transporte es el coche, le recomendamos que estacione en los aparcamientos periféricos de la red CTS (Compagnie des Transports Strasbourgeois),
  • una vez en la ciudad, opte por el transporte público, la bicicleta y los desplazamientos a pie.

El Ayuntamiento de Estrasburgo, organizador del evento, también trabaja para reducir su consumo energético y aprovechar los residuos orgánicos.
Descubra todas las acciones que ponemos en marcha para hacer de la Navidad una fiesta sostenible.

@Cedric Schell

Prepare su visita al Mercado de Navidad

Cuando haya reservado su alojamiento y elegido el medio de transporte para venir a Estrasburgo, lo único que le quedará por hacer es… la maleta. Para disfrutar plenamente del mercado de Navidad en Estrasburgo, no olvide llevarse:
ropa de abrigo: un chaquetón forrado, una gran bufanda, guantes, un gorro y calcetines gruesos. Hay que abrigarse bien porque en Estrasburgo suele hacer mucho frío en diciembre.
calzado cómodo: la mejor manera de visitar el mercado navideño es recorrerlo a pie. Llévese un calzado cómodo porque seguro que caminará mucho.
– un teléfono o una cámara de fotos para inmortalizar los mejores momentos.

Y no se olvide de dejar un poco de espacio en su maleta para llevarse algunos recuerdos: decoraciones de navidad o golosinas alsacianas.

El mercado de Navidad de Estrasburgo en el extranjero

Desde 2009, se ha exportado el Mercado de Navidad de Estrasburgo.
Para capitalizar el éxito de la operación “Estrasburgo, capital de la Navidad” y compartir esta tradición ancestral única a través de las fronteras, la Oficina de Turismo de Estrasburgo y su región está trabajando en el establecimiento de mercados de Navidad en las principales ciudades del mondo.
Cada destino se selecciona cuidadosamente de acuerdo con varios criterios.

2009 a 2019: el impacto mediático de los mercados de Navidad en el extranjero