El Museo Alsaciano

El Museo Alsaciano es un testimonio auténtico de la vida cotidiana en Alsacia entre los siglos XVIII y XIX, gracias al recorrido que propone por antiguas casas de Estrasburgo.

©Mathieu Bertola
©Mathieu Bertola

Un viaje al pasado

Cada vez que visito el museo alsaciano lo hago con placer y una pizca de nostalgia. Me encuentro con mi abuelo en brazos de su madre frente a la ventana de nuestra casa familiar. Vuelvo a ver los interiores de las casas de campesinos de mi pueblo, con sus muebles policromados, los trajes y las cofias, orgullo de nuestro patrimonio.

Tengo la impresión de estar oliendo el aroma de los bredles de Navidad y el Kougelhopf de los domingos por la mañana, y de esperar con impaciencia el Messti en el mes de agosto y la corona de Adviento.

Estas fiestas religiosas y folclóricas marcaban un ritmo en nuestra vida cotidiana… No puedo menos que invitarles a que viajen conmigo a un pasado que sigue tan presente.

Descubriendo las tradiciones alsacianas de Navidad

Además, durante la época de Adviento, el Museo Alsaciano propone una exposición dedicada a la Navidad.

Es una ocasión única para sumergirse en el espíritu navideño de antaño y descubrir las leyendas y las recetas tradicionales propias de esta época del año.

©Mathieu Bertola

Compartir artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on pinterest
Pinterest

IMPORTANTE

Teniendo en cuenta la situación sanitaria, el centro de atención de la Oficina de Turismo de Estrasburgo y su Región permanecerá cerrado hasta nuevo aviso.
Quedan suspendidas todas las actividades turísticas.
Aun así nuestro equipo está a su disposición por correo electrónico en [email protected] y por teléfono, llamando al 03 88 52 28 28 de lunes a sábado de 9 a 12.30 h y de 14 a 18 h.

Estrasburgo, capital de la Navidad
¡Confirmada la edición 2020 de Estrasburgo, Capital de la Navidad!
Sin embargo, debido al empeoramiento de la crisis sanitaria, la alcaldesa de Estrasburgo, de común acuerdo con la prefectura y la agencia sanitaria de la región, han decidido organizarla sin casetas.
Pero no faltarán las luces, villancicos, exposiciones y conciertos y, cómo no, nuestro querido Gran Abeto para celebrar y sublimar una vez más el espíritu y la magia de la Navidad.

En Estrasburgo, el uso de la mascarilla es obligatorio en toda la ciudad.