La pista de los fuertes

Abandone las rutas habituales y descubra otras facetas de Estrasburgo ¡móntese en su bicicleta y transite por la Pista de los Fuertes!

Un paseo en bicicleta alrededor de Estrasburgo

Itinerario ciclista franco-alemán, la Pista de los Fuertes sigue el cinturón de fortificaciones defensivas construidas por los prusianos durante la guerra de 1870. En sus 85 km de recorrido, bastante bien señalizados, bordea 19 fortalezas. Este circuito le invita a descubrir este patrimonio menos conocido, pero, sobre todo, le cede la plaza de honor a la naturaleza. Si no tiene bicicleta, puede alquilar una fácilmente.

Un paseo variado e insólito

Todo el encanto de La pista de los Fuertes reside en la diversidad de los paisajes que atraviesa. Durante el paseo, vamos encontrando pueblos, campos, vergeles y bosques, especialmente el bosque de Robertsau y el bosque de Neuhof e Illkirch, ambos declarados reservas naturales nacionales.

Personalmente, he disfrutado particularmente con los numerosos paisajes al borde del agua. A golpe de pedal, pasamos, por ejemplo, cerca de los canales del Marne al Rin y del Ródano al Rin, del Ill, del Rin y de numerosos estanques y embalses, como el de Ballastière.

En cuando al patrimonio, más allá de las fortalezas, encontramos hermosas casas con entramados de madera, además de insólitos edificios, como un templo budista o una iglesia ortodoxa.

Un circuito modulable a antojo de los anhelos

Si la idea de recorrer 85 km en bicicleta le espanta ¡que no cunda el pánico! El itinerario no presenta ninguna dificultad mayor y puede realizarse fácilmente en un día. No obstante, también podrá deambular plácidamente por una parte de La Pista de los Fuertes.

Nuestras sugerencias:

Para los amantes del patrimonio

Si sobre todo le interesan las fortalezas, le recomendamos privilegiar la parte situada en las colinas de Hausbergen. Sin duda, allí disfrutará de las mejores oportunidades para observar estas obras, con el colofón de un magnífico panorama sobre Estrasburgo. Finalice por el fuerte Kléber en Wolfisheim cuyo recinto está abierto al público.

Para las ansias de evasión

¡Escápese a Alemania! Atraviese el Rin a través de la pasarela de los Dos Riberas para un paseo bucólico a través de pueblos, vergeles y campos para desembocar en un tramo de la ciclovía del Rin. Al cruzar la frontera en el Puente Pflimlin, podrá regresar a Estrasburgo bordeando el canal del Ródano al Rin.

Para un paseo verde ...

…en el corazón de la selva renana, opte por el tramo que atraviesa el bosque de Robertsau. Continuando por la pista de los Fuertes hasta el Fuerte Rapp, podrá alcanzar a continuación Estrasburgo a lo largo del canal del Marne al Rin.

Nuestros últimos artículos

Compartir artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on pinterest
Pinterest